Publicada en

Packaging o cómo hacer branding y publicidad

packaging

¿Qué es el packaging? Con este anglicismo nos referimos al envase, envoltorio y etiqueta de un producto comercial, es decir, la carta de presentación del artículo ante su público.

El envase deja atrás la única función de ser adecuado para el mantenimiento del producto, y se convierte en una herramienta más de marketing y publicidad de tu marca.

Las empresas deciden invertir parte de su presupuesto en diseñar un buen envase. Piensa por ejemplo en los artículos de lujo. Su mayor hándicap después de la marca es el propio continente del producto. Tal es su peso, que realizan miles de pruebas antes de sacar el artículo a la venta.

Sin irnos tan alto: en un país vinícola, como España, donde la producción y exportación del vino suponen un porcentaje notable de la riqueza generada y el empleo en zonas especialmente deprimidas demográficamente, las bodegas cuidan especialmente cada elemento del envío del vino: desde la etiqueta o el corcho, a los accesorios como las bolsas non woven, sacacorchos personalizados o aireadores personalizados.

Porque el buen vino ya no es la única marca identitaria. Ahora el envoltorio, los accesorios de vino, también forman parte del pack de branding básico para bodegas.

El packaging cada vez cobra una mayor importancia en el momento de la compra. Incluso puede conducir al éxito o al fracaso del producto, haciendo sombra a la calidad del producto.

¿Cómo acertar con la elección del packaging para nuestros productos? Recopilamos a continuación las claves de nuestro equipo de publicidad para empresas.

Guía para encontrar el packaging perfecto

¿A quién va dirigido el producto?

Conocer en profundidad al consumidor y saber cuáles son sus necesidades son hoy las dos prioridades básicas de toda empresa. ¿Por qué?

Para impactar visualmente a un cliente debes conocer cómo es el público al que te diriges y qué tipo de mensajes valora a la hora de decantarse por tu marca o por la competencia.

La edad, por ejemplo, es uno de los factores más importantes para diferenciar qué es lo primero que les llama la atención cuando ven un producto.

  • Con dibujos o personajes que estén de moda, y colores llamativos llamarás la atención de los más pequeños. Y si consigues atraer a un público infantil, conseguirás la atención de los adultos que los acompañan.
  • La gente joven se para a ver un envase que le aporte sensaciones nuevas, que sea algo que no haya visto antes. La novedad manda entre los más jóvenes.
  • La calidad es lo más importante para los adultos, que el envase deje ver bien el contenido del envase. Si un producto además de llamar la atención es fácilmente reconocible la venta está asegurada.

¿Sabías que según diversos estudios de neuromarketing nuestro cerebro tarda solo 2,5 segundos en decidir qué marca/producto compra?

¡La primera impresión es la que cuenta!

La decisión de compra se basa en un componente emocional añadido a la calidad del producto. Causa un impacto visual con un packaging atractivo, diferente y funcional.

Cada vez es más difícil captar la atención del consumidor, ya que está constantemente expuesto a mucha información en el momento de compra, ya sea offline u online.

Por eso, el packaging deberá ser capaz de lograr que el individuo preste toda su atención a ese producto en concreto.

Un valor añadido al producto

Opta por un diseño de packaging distintivo, que llame la atención del consumidor, y tendrás la guerra ganada frente a productos de características similares de tu competencia.

El envase aporta una personalidad propia al producto y hace que el cliente se decante por el producto que le entra primero por los ojos. Es el factor clave a la hora de decidir entre varios productos.

 ¡El diseño vende!

El uso de las formas y los colores en el diseño del packaging debe conseguir que el consumidor se acerque a ese producto en concreto. Se intenta crear una emoción en el cliente en el momento de compra.

No hace falta hacer un gran diseño: un pequeño guiño que saque una sonrisa al consumidor ya aporta un punto positivo a tu marca con respecto al resto.

packaging para branding

Al consumidor ya le ha entrado curiosidad por el producto. Ahora es el momento de que consigas que las emociones que le transmite el artículo en cuestión se transformen en una inminente compra y en un futuro recuerdo.

Para ello, el packaging debe de  ser único y original, pero siempre sin perder los valores básicos de un envase, como son contener, proteger y transportar.

No todo es la imagen

La utilidad que aporta el producto es muy importante. En el primer instante la imagen es lo que atrae, pero es la funcionalidad que transmite después la que termina por convencer al individuo de la compra.

Un envase reutilizable aporta una función diferente después de acabar con el uso del producto. Esto hace que tu marca no solo quede en el recuerdo, sino que siga presente en las vida diaria de tus clientes.

¿Recuerdas las típicas cajas de galletas en casa de tu abuela? Sí, ellas las utilizaban para guardar las cosas de “la labor”, como decían. Y forman parte del paisaje emocional de tu infancia. Seguro que recuerdas hasta la marca de las galletas.

Diferénciate pero cuida también tu branding

Diseña tu envase lo más atractivo posible, pero sin olvidar nunca la identidad corporativa de tu empresa.

Son muchas las empresas que por querer impresionar a sus clientes y diferenciarse de la competencia, opta por un packaging original, pero que después el cliente no relaciona con la marca.

¡Horror!

Si no quieres que se distorsione tu identidad del producto, presta especial atención al uso de la marca, el logotipo, los colores corporativos, e incluso el estilo gráfico de la empresa. Esto hará que el consumidor identifique rápidamente tu marca, y relacione la imagen con la calidad del producto.

Crea un libro de estilo que incluya todos los matices: tintas, filosofía y opciones para la identidad de marca o branding en todos los soportes publicitarios (incluidos los regalos promocionales y el packaging)

Por un packaging más sostenible

El pasado 8 de mayo abrió sus puertas Hispack, la feria de packaging que se celebraba en Barcelona. En esos cuatro días  se habló de las últimas tendencias en la industria del packaging. La mayor apuesta del sector será la sostenibilidad y respeto por el medio ambiente.

Las nuevas tecnologías, y los materiales reciclables y biodegradables, hacen visible el empleo de ecodiseños en la fabricación de envases.

Opta por un packaging más ecológico; llamarás la atención de tu público objetivo con un diseño original y tu marca transmitirá valores sostenibles.

Después de poner en práctica estas ideas, solo queda dar rienda suelta a la creatividad.

¿Necesitas ayuda? Ponemos todos nuestros recursos a tu disposición para conseguir crear campañas publicitarias de gran impacto (con el menor coste).

 

Deja un comentario